Tim Cook. AP

El próximo iPhone, el que supondrá un hito al cumplirse 10 años desde el primer lanzamiento, podría copiar parte del diseño del Galaxy Edge. El diario The Wall Street Journal informa que el próximo teléfono de Apple contará con una pantalla OLED curvada similar al modelo de la competencia.

Advertisement

Según el diario, quién a su vez se basa en informaciones de analistas, los de Cupertino también lanzarán tres modelos este 2017, uno de los cuales contará con la pantalla OLED que mencionamos y los otros dos estarán equipados con una pantalla LCD estándar.

Una de las grandes dudas en torno al supuesto iPhone 8 es el precio con el que saldrá al mercado. Las especulaciones hablan de un teléfono al que Apple tratará con un mimo especial por el décimo aniversario, razón por la que su precio podría encarecerse con respecto a los modelos anteriores. En este sentido The Wall Street Journal desliza una subida más allá de la barrera de los 1.000 dólares (el modelo actual de 256 GB está en 969 dólares).

Advertisement

En cuanto a las nuevas pantallas, parece seguro que se obtendrán de Samsung, posiblemente el único fabricante capaz de entregar a tiempo las cantidades que pide Apple. En cualquier caso y si todos los rumores acaban confirmándose, Apple tendrá un modelo rompedor a finales del verano, uno que podría incluir carga inalámbrica, escáner de iris, nueva cámara frontal 3D o realidad aumentada. Obviamente y de ser así, todo esto tendrá un precio. [The Wall Street Journal vía The Next Web]