El próximo Windows tendrá una única versión para todos los dispositivos. Microsoft presentó ayer los resultados financieros de su cuarto trimestre fiscal y, de paso, confirmó algo importante: el próximo Windows tendrá una única versión independientemente del dispositivo (ordenador, tableta, móvil...). Hasta ahora Microsoft tenía equipos separados trabajando en Windows, Windows Phone y Xbox. Ahora unirá todos esos equipos en uno en el frente del software. Es decir, Windows pasará a tener una única arquitectura técnica independientemente del dispositivo que lo ejecute.

"Esto significa un único sistema operativo que cubra todos los tamaños de pantallas", dijo Satya Nadella, el consejero delegado de Microsoft, en la llamada con analistas. Seguirán existiendo las diferentes ediciones de Windows en PC (empresas, hogar...) y Windows Phone para móviles, pero, por debajo, todos compartirán el mismo sistema operativo y la misma arquitectura. Un gran paso para unificar por fin toda la plataforma.