Se hace llamar MiKandi, y es uno de los mayores distribuidores de aplicaciones con contenido sexual para adultos en Android. Este desarrollador acaba de confirmar que ya está trabajando en Google Glass para lanzar su primera aplicación de corte erótico esta misma semana.

La socia de MiKandi, Jennifer McEwen, comenta que, aunque el ver imágenes o vídeos subidos de tono es un uso lógico, están tratando de buscar otras posibilidades interactivas al accesorio de Google. MiKandi ha destacado el uso de las Google Glass como herramienta para grabar vídeo desde una perspectiva más inmersiva como uno de sus aspectos más destacables.

Advertisement

El porno grabado o consumido con Google Glass era algo que iba a llegar tarde o temprano. Queda la duda de si Google querrá tomar medidas al respecto o ignorará el tema. MiKandi ya tuvo problemas en su momento con Apple pero no por una aplicación concreta, sino por el uso del término App Store en su web [ZDNet].