A primera vista es difícil descifrar qué es exactamente la imagen de arriba. ¿Un cuadro? ¿La superficie de Marte? ¿Una ilusión óptica? En realidad se trata de una formación rocosa conocida como "The Wave", situada en un punto perdido de las colinas de Coyote Buttes, en Arizona (EE.UU.). Está compuesta de arenisca que data de la época del Jurásico. Desde entonces, la erosión del viento y la lluvia han creado un lugar mágico por sus formas y color que solo 25 personas pueden visitar cada día.

El fotógrafo Ronald Smith fue uno de los privilegiados en inmortalizar la zona y su foto la ha publicado ahora la NASA para mostrar la singularidad del lugar. The Wave está situado a 1.600 metros sobre el nivel del mar y es una de las formaciones rocosas más peculiares del planeta.

Se calcula que se formó inicialmente hace 190 millones de años. La erosión hizo el resto. Ahora, decenas de fotógrafos y senderistas intentan acercarse para cada día al lugar. La mejor hora del día para fotografiarlo: al mediodía, cuando ninguna sombra cubre el diminuto valle que resguardan las colinas. [Ronald Smith vía EPOD/NASA]