Samsung lanza mañana a la venta en 20 países el Galaxy S6 y S6 Edge. Los próximos días y semanas serán clave para la surcoreana. De las ventas del nuevo Galaxy dependerá que pueda volver a beneficios. La compañía espera ventas récord del Galaxy S6 pero ha confirmado que habrá problemas de disponibilidad del S6 Edge.

El consejero delegado de la unidad de móviles de Samsung, J.K. Shin, confirmó hoy en un encuentro con medios que muy probablemente habrá problemas para satisfacer la demanda del Galaxy S6 Edge de pantalla curvada (desde 849 euros libre; el Galaxy S6 normal costará desde 699 euros libre). Aunque no precisamente porque vaya a haber una demanda desmedida, aunque Samsung no ha confirmado números para el Edge. La compañía ha asegurado que ya hay 20 millones de pre-reservas a nivel mundial (100.000 desde España), pero es una cifra conjunta tanto del S6 como del S6 Edge. Según Shin, y como recoger la agencia Reuters, los problemas de disponibilidad se deberán a que algunos operadores han cambiado a última hora número de pedidos del S6 por el S6 Edge. Eso, unido a que es más complejo fabricar la pantalla curvada del Edge, puede llevar a problemas de disponibilidad en varios de los 20 países en los que el smartphone sale mañana a la venta.

J.K. Shin ha asegurado que Samsung está trabajando para evitar que ese problema de disponibilidad del Edge se prolongue en exceso. En principio todo apunta a que podría ser temporal, pero está por ver si afectará a las ventas finales. Y esa es la clave.

Advertisement

Samsung espera batir récords de ventas con el Galaxy S6. El Galaxy S5 decepcionó. Durante los 3 primeros meses la compañía vendió 12 millones de unidades a consumidores, según fuentes del WSJ, mientras que el Galaxy S4 vendió 16 millones en el mismo periodo, un 40% más. El Galaxy S6 tendrá que estar muy por encima de esos 16 millones en un trimestre para considerarse un éxito rotundo. [vía Reuters]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)