Hacía casi dos décadas que la NASA lo había dado por muerto pero ahora, 17 años después, el satélite ISEE-3, ha vuelto a restablecer contacto con la humanidad. Un grupo de científicos voluntarios que habían conseguido 160.000 dólares para intentar retomar el control del satélite, ha confirmado que ha logrado establecer de nuevo comunicación con el aparato.

"Durante los próximos días y semanas nuestro equipo analizará la situación general del satélite y definiremos las técnicas necesarias para activar sus motores y devolverla a una órbita cercana a la Tierra", ha explicado el equipo de científicos encargados ahora del proyecto. El contacto se realizó desde las instalaciones del Radiotelescopio de Arecibo, en Puerto Rico.

Advertisement

El restablecimiento de la comunicación tiene un mérito importante, sobre todo teniendo en cuenta que el ISEE-3 (International Cometary Explorer) se lanzó al espacio hace ahora 36 años. Si los responsables del proyecto logran "resucitarlo" por completo, continuará su labor inicial de estudiar la interacción entre el campo magnético de la Tierra y el viento solar. Debajo, una imagen de sus preparativos en 1978, antes del lanzamiento inicial.