Aparte del Episodio VII que da inicio a la nueva trilogía, Disney rodará varios films independientes ambientados en el universo Star Wars. Rogue One es el primero. El segundo aún no tiene título, y encima acaba de quedarse sin director. Josh Trank abandona el proyecto.

No está muy claro qué ha llevado al director de Chronicle y del reboot de Fantastic Four a abandonar el proyecto. En un post de StarWars.com, Trank aduce razones creativas. En otras palabras, que quiere dejar los derroteros de la ciencia-ficción por un momento para centrarse en proyectos más artísticos.

Advertisement

Por debajo de esa explicación oficial circula otro rumor. Según explica The Hollywood Reporter, parece que Trank y el guionista y productor Simon Kinberg no congenian del todo. Ambos trabajaron en Fantastic Four, y ambos estaban también participando en este segundo film independiente de Star Wars.

Durante el reciente evento Star Wars Celebration Day celebrado el mes pasado, Trank y Gareth Edwards (el director de Rogue One) iban a ofrecer una charla sobre sus películas, pero Trank no acudió a la cita alegando enfermedad. Aún no se ha decidido quien le sustituirá al frente de esta nueva película.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)