El selfie que muy pocos se atreverían a hacer. La impresionante imagen de arriba la tomó el fotógrafo Andrew Hara, quien aparece justo al borde del volcán Kilauea, en Hawái, uno de los más grandes del mundo con 1.270 metros de altura y de los pocos que cuentan con un lago de lava permanente en su interior. ¿Cómo la hizo?

Hara explica a National Geographic, quien ha publicado la imagen en su sección "Your Shot", cómo logró acceder al mismo borde del cráter del volcán, mientras trabajó como voluntario en el Parque Nacional donde se ubica el Kilauea. Equipado con un respirador, cámara y trípode, fijó el temporizador de la cámara en dos minutos y caminó al otro lado del cráter para captar el espectacular auto-retrato. Perdón, selfie. [Foto: Andrew Hara vía National Geographic]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)