En diciembre nos hicimos eco de la peculiar felicitación navideña del GCHQ, uno de los tres servicios de inteligencia del Reino Unido. Se trataba de una serie de acertijos con punto de partida en la imagen que ves sobre estas líneas, una especie de sudoku cuya solución era este código QR que escondía un enlace.

El enlace llevaba a la continuación del puzzle, la parte 2 de cinco pruebas endiabladamente difíciles para el común de los mortales. En la agencia se muestran “encantados con el interés recibido” y señalan que muchos usuarios se volcaron en resolver el rompecabezas a través de los foros. Algunos incluso diseñaron algoritmos para calcular las respuestas de manera automática.

Advertisement

Entre las pruebas había crucigramas, sopas de letras, esquemas de ajedrez y acertijos para detectar patrones entre palabras. Algunos puzzles demuestran el sentido del humor británico (uno tiene como resultado el dibujo de un patito amarillo). Si bien la mayoría de las incógnitas fueron resueltas, los participantes se atascaron en la parte 5, una expresión algebraica:

GCHQ asegura que el acertijo matemático daba lugar a varias interpretaciones y que la mayoría de los participantes llegó sólo a la más obvia (? = xiv). Unos pocos descubrieron dos respuestas adicionales, pero la ambigüedad de “x” como incógnita o signo de multiplicación daba lugar a otras cuatro respuestas que nadie llegó a descubrir. En definitiva, nadie resolvió la totalidad del puzzle.

Sponsored

¿Cuáles eran las respuestas? Puedes descubrirlo tú mismo: la agencia ha publicado un documento de 23 páginas que explica todas las pruebas. La pregunta que todavía prevalece es si el puzzle sirvió para contratar a nuevos agentes; al fin y al cabo era un buen filtro de talento. [GCHQ]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)