Los pedidos de smartwatches ya superan a la prestigiosa industria de relojes suizos, según un informe de Strategy Analytics. En el último trimestre, el smartwatch incrementó sus envíos un 316% con respecto a 2014, hasta alcanzar las 8,1 millones de unidades enviadas (frente a 7,9 millones de relojes suizos).

En Suiza, los envíos cayeron un 4,8% en el cuarto trimestre con respecto a 2014. El más que documentado declive de la relojería suiza afecta sobre todo a los relojes de entre 200 y 500 dólares, como la gama Swatch. La propia Swatch y otras marcas suizas respondieron a la tendencia sacando sus propios relojes inteligentes; también firmas de lujo como Tag Heuer (que tiene un smartwatch de 1.400 dólares). Los resultados son terribles: según Strategy Analytics, esos modelos suman tan sólo un 1% del total de pedidos.

Advertisement

Strategy Analytics no desglosa sus números por marcas, pero otros análisis del mercado colocan al Apple Watch con más del 50% de las ventas. Android Wear tendría un 15%, Pebble un 8,6% y Samsung un 8,2%. En Suiza tienen un problema, pero todavía no está claro si los relojes inteligentes pueden competir con los modelos de lujo, esos que no nos podemos permitir pero nos fascinan tanto. [Strategy Analytics]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)