Imagen: Qualcomm

Qualcomm tiene un plan para fabricar transistores de 10 nanómetros: que lo haga Samsung. El próximo procesador estrella de Android se llamará Snapdragon 835 y estará fabricado por los coreanos con tecnología FinFET de 10 nm. Su predecesor, el Snapdragon 821, lleva tecnología de 14 nm.

¿Para qué tan pequeños? Más transistores en menos espacio. El proceso de fabricación de 10 nanómetros aumenta en un 30% la eficiencia de espacio del procesador y en un 27% su potencia, mientras que reduce un 40% el consumo de energía del chip. La tecnología de 10 nm permite además dispositivos más delgados y con mayor capacidad para la batería.

Advertisement

Advertisement

El nuevo Snapdragon 835 será el primer SoC que incorpore la tecnología de carga rápida Quick Charge 4, que promete llenar una batería vacía hasta el 50% de su capacidad en poco menos de 15 minutos. Estará disponible a principios de 2017, por lo que podemos esperar los primeros dispositivos con un Snapdragon 835 para la primera mitad del año. [Qualcomm]