It, para sorpresa de muchos, resultó ser una de las mejores películas de terror de los últimos años. Una de las claves para lograrlo fue crear un payaso aterrador, y mantener a los niños protagonistas del film en pánico ante la idea de cualquier aparición de la criatura. Para ello, el director usó un truco sucio.

Andy Muschietti comentó que su idea para mantener aterrorizados a los niños que se enfrentaban a Pennywise, el payaso bailarín, era tan sencillo como no mostrarles nunca a la criatura. Muschietti y el equipo de producción escondían a Bill Skarsgard, actor que dio vida a Pennywise, de los actores, especialmente cuando iba maquillado del personaje.

Advertisement

De hecho, los niños también comentan que esto resultó ser una idea fantástica, dado que el director pudo captar en cámara la primera impresión real de los actores al ver a Pennywise, que fue al grabar la escena del proyector. La idea de Muschietti es que su reacción fuera lo más cercana posible a la realidad al ver a ese payaso diabólico con una altura de 192 centímetros.

Bill Skarsgard hizo un trabajo maravilloso al interpretar a Pennywise, incluso más tétrico que la versión de Tim Curry en la miniserie de 1990. El actor regresará en la secuela para volver a dar vida al payaso, en donde quizás podremos ver esa escena que eliminaron de la primera película por ser demasiado perturbadora. La segunda entrega de It se desarrollará 27 años más tarde de los acontecimientos de la primera.