El enorme telescopio espacial James Webb, actualmente en construcción, será el instrumento de observación más potente del mundo y también uno de los más secretos. Acaba de conocerse que su director tendrá que estar autorizado por la administración de Estados Unidos para manejar asuntos de alto secreto.

La NASA acaba de hacer pública la oferta de empleo para el puesto de Director del Programa James Webb Space Telescope. Además de una trayectoria evidentemente vinculada con la ciencia y la astronomía, uno de los requisitos del puesto es haber obtenido la correspondiente autorización TS/SCI.

Advertisement

Este tipo de autorización es la que permite a determinados individuos acceder o gestionar información clasificada como de alto secreto (civil o militar). El permiso es cualquier cosa menos fácil de obtener. Para ello el individuo debe someterse a un exhaustivo estudio por parte de las agencias de inteligencia nacional estadounidense.

El requisito para gestionar el telescopio no debería de resultar tan sorprendente, ya que el jefe del proyecto James Webb necesita tener acceso a redes de reconocimiento y transmisión de datos que Estados Unidos considera vitales para su seguridad nacional. La NASA decía que el nuevo telescopio ayudará a revelar los secretos del universo. A juzgar por la convocatoria, parece que no los revelará todos. [vía USAJobs]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)