Robin Williams puso la voz original al carismático Genio de Aladdín en la película original y una de sus secuelas, Aladdín y el rey de los ladrones. Disney cuenta con horas de material inédito de sus grabaciones, suficientes para sacar una nueva película con el mítico personaje, pero el actor se aseguró de que eso no sucediera.

Una cláusula en el testamento de Robin Williams impide a Disney utilizar este material extra hasta pasados 25 años de su muerte. Así lo explica un antiguo ejecutivo de Disney para The Sunday Times:

Advertisement

Advertisement

Cuando estaba en forma, ese charlatán hiperactivo que todos amamos por Good Morning Vietnam, Hook, Dead Poets Society y Mrs Doubtfire, podía contar 30 chistes por minuto. Ahora, dado que insistió en tener la decisión final sobre este material, los chistes permanecerán enterrados en las bóvedas de los estudios.

La razón podría ser sencillamente financiera (las ganancias a título póstumo tienen un fuerte gravamen para su familia), pero el enfrentamiento de Robin Williams con Disney viene de muy lejos.

Tras el estreno de Aladdín en 1992, el actor acordó que su voz no se usara en merchandising de la película o anuncios de cadenas como McDonald’s. Disney hizo justo lo contrario y su relación con Williams no acabó en buenos términos. Robin no participó en la segunda película, El retorno de Jafar y Dan Castellaneta, alias Homer Simpson, puso la voz del Genio. Después hicieron las paces para la tercera, que se estrenó en VHS.

Sponsored

Ahora el testamento de Robin Williams ha cambiado los planes de Disney para presentar a Genio a una nueva generación de niños. La productora podrá seguir animando a uno de sus personajes más divertidos, pero la voz tendrá que ser la de otro “genio”. [The Sunday Times]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)