Algo está pasando en Rusia que no para de generar noticias escalofriantes: Caen meteoritos, las carreteras se prenden fuego, aparecen misteriosos agujeros gigantes de la nada y ahora esto. Un lago cuyo fondo parece capaz de tragarse cualquier cosa que entre en el agua.

Seguro que si el palo en vez de tres metros midiera treinta se lo tragaría igual.

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)