Edward Snowden está vivo y sigue en libertad, pero sus seguidores de Twitter no lo tenían tan claro este fin de semana. El exempleado de la NSA había publicado una enigmática cadena de 64 caracteres que algunos interpretaron como un dispositivo de hombre muerto —una suerte de tuit póstumo.

Con “hombre muerto” normalmente nos referimos al pedal de los trenes que el maquinista tiene que pisar cada cierto tiempo para demostrar que sigue ahí, pero en el mundo del software puede ser un mensaje automático que se envía cuando el ordenador no registra actividad pasado un tiempo.

Advertisement

La idea de que Edward Snowden estaba muerto o había sido capturado surgió después de que tuiteara y borrara esta clave hexadecimal de 64 caracteres:

Los temores se esfumaron cuando Glenn Greenwald (que publicó en 2013 las revelaciones sobre el programa de vigilancia PRISM) y Barton Gellman (que trabaja en un libro sobre Snowden) aclararon que el informático seguía vivo. “Algunos tuits tienen un significado privado”, escribió Gellman.

Sponsored

Dos días antes, Snowden había tuiteado y borrado una misteriosa llamada a la acción dirigida a los periodistas y sus excompañeros: “¿Trabajaste conmigo [en el pasado]? ¿Hemos hablado [alguna vez] desde 2013? Por favor, vuelve a contactar conmigo de forma segura o habla con @bartongellman. Es la hora”.

Otro tuit podría aclarar las cosas. El activista Dan Rolle aseguró este domingo que “@snowden está vivo” y añadió, con las etiquetas #NeverHillary y #nevertrump, que se avecina una filtración importante a Wikileaks.

Así que la cadena de caracteres que tuiteó Snowden podría ser la contraseña de esa filtración, que tendría que ver con los candidatos a la Casa Blanca. Snowden no ha vuelto a escribir en Twitter desde entonces, pero al menos sabemos que su vida no corre peligro. [Inquisitr]

Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.