Donald Trump cumple 100 días en el cargo de presidente de Estados Unidos y lo celebra con una campaña publicitaria. En un video triunfal, un narrador entusiasmado repasa los escasos progresos del jefe de Estado con un tono que recuerda al curriculum de Barney Stinson en How I met your mother.

“Pocas veces América había visto un éxito similar”, exclama el narrador en un spot televisivo de 30 segundos. El vídeo destaca el nombramiento del juez de la Corte Suprema, Neil Gorsuch, la eliminación de las “regulaciones que exterminan los empleos en Estados Unidos” y la aprobación de la tubería Keystone XL para transportar petróleo crudo (que mandó al traste años de avances medioambientales). Pero el momento álgido viene justo después. “El mayor plan de recortes de la historia”, dice la voz en off, y añade “no lo sabrás por las noticias” mientras aparecen en rojo las palabras “FAKE NEWS” sobreimpresas en la cara de varios periodistas.

Es como si Trump y Barney Stinson tuvieran el mismo publicista:

La realidad es que el comienzo de Donald Trump está siendo percibido como pobre por la falta de grandes logros legislativos. El presidente no ha cumplido con las 28 ambiciosas promesas que hizo para sus primeros 100 días antes de su victoria. También fracasó en el Congreso su intento de reemplazar Obamacare, a pesar de que los republicanos llevan años tratando de deshacerse del sistema de Obama. Y el vídeo no menciona sus intentos de acabar con la inmigración ilegal, que se han estancado.

Advertisement

Advertisement

Pero quizá lo más preocupante para Trump es que los índices de aprobación en las encuestas lo muestran como el presidente más impopular de la historia moderna de Estados Unidos. ¿Ayudará de algo este excéntrico anuncio? A Barney le funcionó: siempre estará en nuestros corazones.