Foto: Reptilian Records

Bienvenido al lado mas animal de la música death metal. La banda se llama Hatebeak, y sus integrantes son Blake Harrison, Mark Sloan y Waldo. Waldo es el vocalista y también un loro gris de cola roja de 20 años de edad. Suena a broma, pero ya llevan cuatro discos en su haber, el último publicado en 2015.

La banda nació en Baltimore en 2003 y se separó en 2009, aunque volvió a unirse en 2015 para lanzar un nuevo álbum. Los expertos en música de la revista Aquarius Records calificaron su música como furioso y explosivo death metal. La cosa suena así:

Hatebeak nunca ofrece conciertos porque ir de gira sería estresante para su vocalista. Tan solo graban discos. Su discografía actual, publicada por Reptilian Records, consta de los siguientes álbumes:

  • Beak of Putrefaction, a medias con Longmont Potion Castle (2004)
  • Bird Seeds of Vengeance a medias con Caninus (2005)
  • The Thing That Should Not Beak a medias con Birdflesh (2007)
  • Number of the Beak (2015)
Foto: Reptilian Records

Longmont Potion Castle es un grupo que combinaba el metal con las bromas telefónicas gamberras. Birdflesh también se dedica al metal paródico. De hecho, Hatebeak nació un poco como un chiste, pero su éxito lo ha llevado a continuar, y lo peor es que no es la única banda de esas características. Caninus, el grupo con el que colaboró en 2005 es una formación cuyos vocalistas son dos perras Pitbull: Budgie y Basil.

Advertisement

Aunque Hatebeak es más una forma extrema de forzar los límites de la música metal, el objetivo de Caninus es reivindicar los derechos de los animales. Tienen tres discos de Grind Metal en su haber, y su música es un coro de gruñidos y aullidos que suena así:

Volviendo a Waldo, no hay que temer por su salud con 20 años. Los loros grises o Yacos (Psittacus erithacus) son una especie particularmente longeva. La mayoría de ejemplares llegan a los 60 años. Algunos casos extraordinarios han llegado a vivir 100 años.

Un loro gris (no Waldo) con una camiseta de Reptilian Records. Foto: Novelty House

También es una especie amenazada y su tráfico está prohibido en muchos países. Los loros de cola gris son especialmente inteligentes y llegan a formar vínculos irrompibles con las personas que los cuidan. También son excelentes imitadores de sonidos y la especie que más sonidos de la voz humana es capaz de replicar.