Foto: Saab 340, Loganair.

El vuelo comercial más corto del mundo se lleva a cabo en el archipiélago de las Órcadas, en Escocia, y dura apenas 90 segundos. Un pequeño avión bimotor con capacidad para solo 8 pasajeros vuela constantemente entre dos islas que se encuentran a apenas un par de kilómetros de distancia.

La aerolínea encargada de este vuelo es Loganair, que utiliza sus aviones Britten-Norman Islander para trasladar hasta ocho pasajeros entre las islas Westray y Papa Westray (también conocida como Papay) del archipiélago escocés.

Advertisement

Aunque el vuelo dura unos 90 segundos entre el despegue y el aterrizaje, solo pasa unos 57 segundos en el aire, siempre y cuando el viento sea favorable.

Esta es la aeronave que vuela entre las dos islas:

Foto: Britten-Norman Islander, Loganair.

La distancia total que recorre el pequeño avión es de apenas 2,73 kilómetros, lo que convierte al trayecto en el más corto del mundo para un vuelo comercial.

La aerolínea pareciera especializarse en trayectos difíciles y aterrizajes complicados, debido a la cercanía y el tamaño de estas islas. Su vuelo a la isla de Barra se ve ocasionalmente obligado a aterrizar en una pista de 3 kilómetros compuesta en gran parte por arena, dependiendo de la marea. Este es el único vuelo comercial en el mundo que aterriza en una playa. [vía Bloomberg]

El vuelo completo, en vídeo:


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.