Parece que los problemas de GT Advanced a la hora de suministrar el cristal de zafiro a Apple no eran solo una gestión desastrosa. El Wall Street Journal ha tenido acceso a nuevos documentos que revelan más detalles sobre el material que iba a recubrir las pantallas de los iPhone 6. Y hay uno importante: era completamente defectuoso.

La lista de defectos es larga. Los cilindros de cristal de zafiro macizo que debían ser la materia prima para fabricar las finas láminas de este material estaban llenos de grietas, aberraciones ópticas, y manchas. Las fotos obtenidas por el WSJ dan una idea de la magnitud del problema.

Advertisement

No se puede culpar solo a GT Advanced de este desastre. La compañía cometió no pocos errores a la hora de elegir al personal técnico que debía supervisar la fabricación de este material, pero la presión de Apple para producir cristal de zafiro en grandes cantidades tampoco contribuyó a mejorar la cuestión. El primer cilindro de 260 kilos que debía servir para el iPhone 6 se fabricó apenas unos días después de que ambas compañías firmaran el contrato, y era completamente inservible. Parece que nadie en Apple estuvo pendiente tampoco del asunto.

El suministrador también cometió algunos errores de bulto en la gestión del material. Los documentos revelan, por ejemplo, que en agosto desaparecieron 500 bloques de zafiro. Alguien los había enviado a reciclar. El material pudo recuperarse a tiempo pero, de haber seguido su camino hacia el reciclaje, las pérdidas hubieran sido de cientos de miles de dólares. Parece que la historia de Apple y el zafiro estaba condenada al fracaso antes incluso de comenzar. Apple aún no ha declarado nada sobre el asunto. Si lo hace, completaremos la información aquí mismo. [vía Wall Street Journal]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)