El ZenFone Max es uno de los nuevos teléfonos que Asus ha presentado hoy. Por fuera parece un teléfono normal, parece un ZenFone como cualquier otro de hecho. Bajó el capó, sin embargo, esconde una batería de 5000 mAh, aproximadamente el doble de lo que suele tener un smartphone actual.

El resto de prestaciones son generosas, pero no impresionan, una cámara de 13 megapíxeles f 2.0, una pantalla de 5,5 pulgadas y un Snapdragon 410. Se venderá por un precio en torno a los $240 dólares, así que está lejos de ser lo que podríamos considerar un teléfono de gama alta.

Advertisement

¿Se traducirán esos 5000 mAh en el doble de batería que un teléfono convencional? Hay muchos factores que interfieren con esa pregunta, entre otros la resolución de la pantalla y la optimización de Android que haya hecho Asus, pero de entrada es prometedor. Hay otra opción, un poco más cara, que llega hasta los 6000 mAh. Monstruoso. [vía ASUS]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)