Musk. AP

Quizás muchos no lo sepan, pero Elon Musk ya era un empresario de éxito antes de que el primer Model X de Tesla saliera de fábrica o de que SpaceX lanzara su primer cohete. Por ejemplo, Musk tenía X.com, un dominio con mucha historia que vuelve a estar en su poder.

No se trata de una compra cualquiera, y no sólo porque estamos ante la “X.com”, ya de por sí sugestiva, sino por la propia historia de Internet y la importancia de dicha URL. De hecho, Paypal nace con X.com, la compañía que Musk fundó en paralelo a la venta de Zip2. Con esta última operación, Musk ganó 22 millones de dólares y se hizo multimillonario a los 27 años.

Advertisement

La idea posterior del empresario estaba clara: Musk buscaba revolucionar las transacciones en la red de forma que la gente se sintiera cómoda y segura. Pasó el tiempo y en el año 2000 la compañía que se había creado tras X.com se fusionó con Confinity, que operaba un servicio de transferencias de dinero poco conocido llamado PayPal (co-fundada por Peter Thiel y Max Levchin).

Cuando las dos compañías se fusionaron, los inversores y miembros de la junta decidieron que X.com tenía más reconocimiento de marca que Confinity. Sin embargo, finalmente la compañía entera fue renombrada como PayPal en el 2001, un año después de que Musk saliera de la empresa por desacuerdos con otros miembros ejecutivos.

Advertisement

Advertisement

Con el tiempo, PayPal fue comprada por Ebay por 1.500 millones de dólares en el 2002, y Musk volvió a ganar en aquella operación en torno a 160 y 180 millones de dólares.

Luego llegarían Tesla, SpaceX y SolarCity y el mito de ese hombre que hace realidad los sueños que se propone. Sin embargo, posiblemente sin X.com, todo hubiera sido más difícil. Por cierto, no se han hecho públicos los costes de esta operación, pero apostamos a que al bueno de Elon no le ha salido barato volver a tener esa página que es historia viva de la red. [The Verge]