Los Tesla han recibido una actualización de software con una aplicación que muchos no esperan encontrar en un automóvil: un tablero de dibujo. El CEO de la compañía ha explicado la nueva función como sólo él puede hacerlo, con un unicornio que recicla el poder de sus propias flatulencias con una aspiradora.

Eso es, al menos, lo que nosotros hemos interpretado humildemente viendo la creación del maestro. Otros críticos de arte ven un unicornio cazafantasmas con el pelo de Donald Trump a punto de atrapar un espectro que trataba de manipular su ano mediante telekinesis. También nos despista un poco el hecho de que el planeta en el que vive esta criatura fabulosa tenga cuatro soles, aunque bien es cierto que podría ser un lugar habitado por emojis. Os dejamos aquí la obra de arte para su pertinente análisis.

Imagen: Elon Musk

Elon Musk también ha hecho gala de sus notables dotes para el arte figurativo dibujando una versión de la Gioconda. La dama que pintó el insigne da Vinci ha perdido su sonrisa y frunce el ceño con expresión atribulada. Expertos en arte han hecho constar que podría deberse al prúrito que rasca con insistencia en su brazo izquierdo.

Advertisement

Advertisement

Otra posible interpretación de la mirada inquieta y huidiza de la Gioconda es la desazón existencial que le produce la escasez de estaciones de carga de Tesla en la ciudad italiana de Bobbio. Este último extremo no ha podido comprobarse porque Musk ha obviado el paisaje del cuadro original. Aún con esa ausencia, la técnica de trazos de diferente grosor del artista emulan el sfumato de da Vinci con una naturalidad fascinante.

La publicación de ambas obras ha causado una honda conmoción entre la comunidad de críticos de arte de Twitter (que se corresponde con la totalidad de usuarios de Twitter, en realidad). Aparte de peticiones de nuevas obras y preguntas sobre el planeta de procedencia del artista, no faltan quienes ya le promueven como el nuevo Elonardo da Vinci.

Volviendo al motivo de la exposición, la nueva aplicación de dibujo en los Tesla no es inmediatamente aparente. Llega oculta en la actualización de software V8.1, y para activarla hay que pulsar tres veces sobre el logotipo de la compañía, en la parte superior de la pantalla.

Sponsored

Otro detalle interesante es que este Sketch Pad no permite guardar las obras. Las únicas opciones son salir de la aplicación o “Enviar la obra a Tesla”. No está claro quién recibe los dibujos en la compañía ni qué hacen con ellos. Un usuario ha subido un vídeo mostrando su funcionamiento.

No es la primera vez que Tesla incluye huevos de pascua como este en sus actualizaciones. En anteriores versiones se podía jugar a una especie de Mario Kart o hacer que el cable de carga brillara con diferente colores. Gracias por estos momentitos de humor, señor Musk. [Elon Musk vía Mashable]