Imagen: Chaipanya / Shutterstock

Resulta que la leche de cucaracha es uno de los alimentos más nutritivos que se conocen. De hecho, mientras lees esto, en algún laboratorio del mundo están trabajando para llevarla a los supermercados del futuro.

Un momento, ¿las cucarachas son lactantes? No exactamente. Esta “leche” la producen especies vivíparas, las pocas que dan a luz a sus crías en lugar de poner huevos. Una de esas aterradoras cucarachas es la escarabajo del Pacífico, o Diploptera punctata. Sus crías se alimentan de un líquido especialmente rico en proteínas, grasas y azúcares.

Advertisement

Advertisement

Según un nuevo estudio publicado por la Unión Internacional de Cristalografía, este líquido es cuatro veces más nutritivo que la leche de vaca, o tres veces más calórico que la densa leche de búfala. Pero no esperes verlo pronto junto al cartón de leche de soja o al de almendras porque ordeñar una cucaracha es sencillamente imposible.

Verás, la sustancia que podemos extraer directamente de la Diploptera punctata no es la “leche de cucaracha” en sí. Durante la gestación, esta especie segrega un líquido rico en proteínas que nutre a sus embriones para que puedan crecer y desarrollarse. La “leche” en sí son los cristales de proteína que se forman en el intestino de las crías. No podemos recuperar ese líquido, pero podemos sintetizarlo.

Los bioingenieros están investigando si pueden producir una sustancia así utilizando levadura. También deben comprobar si es o no tóxica para los seres humanos. Si llegase a existir el producto comercial, el problema estaría en convencer a los consumidores de que se pasaran a la nueva bebida; lo más difícil de todo el proceso, a pesar de la calidad nutricional de la leche de cucaracha.

Sponsored

[Banerjee et al vía CNN]

Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.