Antes y después del sumidero, con siete días de diferencia. (vía The Guardian).

En la ciudad de Fukuoka se formó un sumidero de más de 30 metros de diámetro y 15 metros de profundidad en medio de una autopista y devoró tanto asfalto como acera. Lo que en algunas partes del mundo les tomaría meses solucionar, en Japón apenas han tardado una semana en reparar por completo el agujero.

Las autoridades estiman que el agujero se formó debido a la construcción de un túnel que debajo de la calle que colapsó. La filtración de agua por las paredes del túnel habría hecho que colapsara toda la obra trayéndose consigo el asfalto. El riesgo era tan grande que temían por los edificios alrededor del sumidero.

Advertisement

Advertisement

Pero el trabajo de los japoneses para repararlo ha sido tan rápido que no deja de sorprendernos. La realidad es que el agujero fue tapado y el asfalto reemplazado en apenas poco más de dos días, pero durante el resto de la semana que pasó hasta que habilitaran la calle de nuevo realizaron estudios sobre la obra para verificar que todo funcionaría a la perfección y no había ningún riesgo.

No dejo de pensar lo que sucedería en otros países (como el mío) con un agujero así. De hecho, cerca de mi hogar hay un pequeño agujero en la calle que lleva allí al menos 6 años, y ya se cobró uno de mis neumáticos. [vía The Guardian]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.