Es el portátil más interesante que Apple ha lanzado en un tiempo, es el primer portátil que tiene un único puerto, un USB Type-C, y es el portátil que probablemente defina a los que estaremos de aquí a 3 años. Hemos podido probarlo, vamos a analizarlo y puedes preguntarnos lo que quieras.

Como ya hicimos en su momento con el Galaxy S6, iremos respondiendo preguntas conformes vayamos probando a fondo el dispositivo. El modelo que estamos probando es el que lleva el procesador a 1,1 Ghz y 8 GB de RAM, con 256 GB de almacenamiento, en el mismo color dorado que el iPhone.

Algunas de las conclusiones rápidas que he sacado en el rato que llevo con él:

  • El diseño es espectacular, probablemente el portátil más bonito que Apple ha hecho nunca. A nivel de diseño y look general por mí bien podría estar a la altura del mítico iMac G4.
  • No es muy rápido, pero tampoco muy lento. Si sólo tenemos el navegador, un cliente de Twitter y algunas aplicaciones sueltas abiertas es imperceptible, pero en el momento en el que empiezan a acumularse las pestañas y las aplicaciones abiertas en el dock se vuelve notoriamente más lento, sin ser pesado del todo.
  • El USB type C es lo más parecido a tener lightning en un portátil, es una sensación curiosa.

Publicaremos nuestra reseña completa en los próximos días. Mientras tanto es vuestro turno. Disparad.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)