Imagen: Alex Cranz / Gizmodo

Aquí tienes nuestro recordatorio trimestral de que casi nadie compra relojes inteligentes. En serio, si las maquinarias de márketing de Apple y Samsung te habían convencido de que el smartwatch es un producto de masas, es hora de asumir la realidad. Las ventas cayeron un 51,6% en el tercer trimestre.

Según la consultora IDC, el trimestre pasado se distribuyeron 2,7 millones de relojes inteligentes frente a los 5,6 millones del año anterior. Apple, que tiene la mayor cuota de mercado, se llevó la peor parte con una caída del 71,6% (solo pudo colocar 1,1 millones de unidades en las tiendas). Dicho esto, el Apple Watch Series 2 fue lanzado dos semanas antes de que se cerrara el trimestre, y su llegada se esperaba desde hacía varios meses.

Advertisement

Advertisement

Pero hay otros factores que ralentizan el mercado. El Samsung Gear S3, que fue anunciado en septiembre, no ha llegado todavía a las tiendas. Y la falta de novedades en Android Wear mantiene parados al resto de fabricantes (la salida de Android Wear 2.0 estaba programada para finales de este año, pero Google anunció que la retrasaba hasta principios de 2017).

El único fabricante de smartwatches que pudo salvar los muebles el último trimestre fue Garmin. Gracias a su completa gama de dispositivos de la plataforma Connect IQ —centrada en la salud y el deporte— Garmin experimentó una subida de las ventas del 324%. “Tener un propósito claro es de suma importancia, [y por eso] muchos vendedores se están centrando en el fitness, debido a su simplicidad”, explican los analistas de IDC.

Sponsored

Cada vez está más claro que los relojes inteligentes no son para todos, así que empresas como Apple empiezan a centrar sus esfuerzos en el target que funciona: la gente que hace deporte. Por eso el Apple Watch Series 2 se limita a mejorar sus capacidades como medidor de fitness, por eso Garmin es el único fabricante importante que crece y por eso los smartwatches no consiguen arrebatar el trono de los wearables a las pulseras de Fitbit.

Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.