Negativos de casi 100 años de antigüedad congelados en la Antártida y conservados casi a la perfección. Podría ser el argumento de una novela pero es lo que han encontrado en realidad un grupo de investigadores de la Antártida: 22 negativos de nitrato de celulosa que se cree pertenecieron a la expedición del equipo del mar de Ross.

Se cree que las imágenes fueron captadas por integrantes del equipo del mar de Ross, parte de la Expedición Imperial Transantártica comandada por Sir Ernest Shackleton entre 1914 y 1917. El objetivo de la expedición era establecer depósitos de abastecimiento en la parte de la Antártida perteneciente a Nueva Zelanda.

Advertisement

Los negativos descubiertos se han procesado y restaurado en Wellington, Nueva Zelanda, y se pueden contemplar ahora online en el Antarctic Heritage Trust. Los investigadores descubrieron los negativos en una depósito abandonado, construido por Robert Falcon Scott para una expedición fracasada a la Antártida. Puedes ver las imágenes al completo aquí. [Antarctic Heritage Trust vía Imaging Resource]