El SS Minden

Ocurrió cerca de la costa de Islandia. Un equipo de buzos de la compañía británica Advanced Marine Services que se encontraba de servicio halló algo sorprendente: un cofre de oro de unos 120 millones de euros. La historia del tesoro podría ser más sorprendente que el propio botín.

El oro estaba en el interior de un buque alemán que había naufragado durante la Segunda Guerra Mundial. El barco, un carguero SS Minden, se hundió a unos 200 kilómetros al sureste de Islandia el 24 de septiembre de 1939, es decir, casi al comienzo de la gran guerra.

Advertisement

En cuanto a la historia del oro, se cree que los alemanes lo estaban trasladando desde los bancos de América del Sur, espacio donde lo tenían depositado. El carguero partió el 6 de septiembre de 1939 de Río de Janeiro, su dirección: algún puerto de Alemania.

En realidad y según cuenta el diario The Sun, el carguero debía haber partido originalmente desde Buenos Aires con destino a Durban, Sudáfrica. Desde allí a Alemania. ¿El problema? Sudáfrica era una colonia inglesa, territorio enemigo para los alemanes. Por esta razón decidieron cambiar la ruta hacia el norte.

Advertisement

Según los investigadores, el barco fue interceptado cerca de la costa de Islandia por los destructores británicos, el HMS Dunedin y el HMS Calypso. Fue en ese momento cuando Hitler habría ordenado al capitán del Minden que hundiera el barco con el tesoro antes de que los aliados pudieran hacerse con el oro.

El capitán obedeció las órdenes y los soldados alemanes fueron detenidos, pero los nazis se guardaron el secreto del tesoro escondido hasta ahora. Según Advanced Marine Services, la compañía que ha encontrado el cofre, una vez recuperado tratarán de llevarlo al Reino Unido. [The Sun]