Un grupo de constructores rusos ha encontrado la cabeza de una estatua de terracota griega gigante que data del siglo VI a.C. (hace unos 2.500 años), enterrada en el fondo del mar negro en la península de Crimea.

Los arqueólogos encargados de estudiar la cabeza aseguran que su tamaño es mucho más grande de lo que se ha descubierto relacionado a esa época. Hasta ahora, solo se tiene registro de estatuas y figuras de terracota con un tamaño de máximo 40 centímetros pertenecientes al siglo VI a.C., pero esta cabeza forma parte de una estatua mucho más grande de lo habitual.

Advertisement

Según el máximo responsable de la Academia de Ciencias de Rusia, la cabeza de terracota sería la representación de una deidad griega que todavía no han podido identificar.

El hallazgo se llevó a cabo cuando ingenieros rusos trabajaban en la construcción de un nuevo puente que conectará una región de Crimea con el territorio ruso. Los arqueólogos aseguran que seguirán investigando la zona para intentar encontrar el resto de la estatua.

Actualmente, un grupo de buzos se encuentra excavando usando las manos en lugares cercanos a donde encontraron la cabeza de terracota, en busca de otras reliquias milenarias. Los hallazgos serán entregados al Museo y Reserva cultural histórico de Crimea.[Centro de Información del Puente de Crimea / TASS vía Atlas Obscura]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.