El equivalente a Luke Skywalker, luchando contra los yetis del desierto.

Se titula Dünyayı Kurtaran Adam (The Man Who Saved the World o El hombre que salvó el mundo), pero todo el mundo la conoce como la versión turca de Star Wars. Los críticos la apalearon y no sin razón, porque es una de esas películas tan malas que son maravillosas, pero se ha convertido en un clásico de culto en Internet, y pronto podremos volver a verla en toda su gloria.

Ed Glaser, de la productora Neon Harbor Entertaiment, ha encontrado la única copia conocida de El hombre que salvó el mundo en formato original de 35mm. Estaba en manos de un proyeccionista de cine jubilado en una localidad al norte de Turquía. El hallazgo es una noticia fantástica porque, desde su estreno en cines, nunca se había localizado una copia del film en su formato original. Todo lo que existe son copias digitales a partir de cintas VHS con una calidad terrible. La aparición del original permitirá restaurar el film en toda su desternillante gloria.

Poster original de la película.

¿Qué es lo que tiene de gracioso esta película? Para entenderlo hay que tener un cierto amor por el cine fantástico con poco presupuesto y menos vergüenza. Durante décadas, la industria del cine en Turquía se dedicó a hacer sus propias versiones de éxitos del cine de acción estadounidense como E.T., Rambo, Spider-Man, Capitán América o Tiburón. La mayor parte de las veces, estas versiones tenían un presupuesto bajísimo, actores pésimos y ningún tipo de problema en plagiar los originales en los que se inspiran.

El hechicero malvado del film, que quiere destruir la Tierra, pero no puede porque un escudo de moléculas cerebrales con la forma de la Estrella de la Muerte se lo impide.

En el caso de la versión turca de Star Wars, encontramos de todo, desde yetis de colores, zombies y esqueletos (es un decir) a caballo hasta escenas de naves espaciales directamente copiadas del original de Star Wars, de Battlestar Galactica, de Forbidden Planet, y hasta de lanzamientos reales de la NASA. El tema principal de la banda sonora es el de Indiana Jones: Raiders of the lost Ark mezclado con canciones de Moonraker, Ben-Hur, Flash Gordon y retazos de obras de Bach. ¿Copyright? ¿Y eso qué es?

Advertisement

Advertisement

Si a ello añadimos un argumento completamente delirante, interpretaciones dignas de un Razzie y unos efectos especiales propios de una función escolar, Dünyayı Kurtaran Adam es un clásico que cualquier amante de la factoría Troma, de Kung Fury o de Sharknado debería ver ya mismo. ¿Cómo? ¿Aún no lo has hecho? Pues aquí la tienes con subtítulos en español. Si Ed Glaser cumple su promesa, pronto la disfrutaremos en alta definición. [vía Neon Harbor]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.