Foto: AP Images

Una gotera en una casa antigua puede ser una auténtica pesadilla, pero la derrama se lleva mejor cuando accedes al ático para repararla y lo que encuentras es un óleo inédito del siglo XVII que posiblemente sea de Caravaggio y que está valorado en 120 millones de euros (135 millones de dólares).

Sucedía en la localidad francesa de Tolouse hace dos años pero el cuadro, que lleva por título Judith decapitando a Holofernes, no ha salido a la luz hasta hoy porque ha pasado todo este tiempo pasando pruebas de autenticidad.

Incluso tras esos dos años de análisis y escáneres, no hay una respuesta concluyente sobre si se trata de una obra del maestro Caravaggio o no. Se sabe que el lienzo tiene más de 400 años y que probablemente fuera pintado en roma, pero los expertos no se ponen de acuerdo sobre la identidad de su autor. Para unos sí es un auténtico Caravaggio. Para otros podría ser de Ludovicus Finsonius, un tratante de arte y pintor barroco muy familiarizado con el estilo del maestro italiano. Aún van a ser necesarias muchas más pruebas para determinar su origen exacto y averiguar cómo pudo acabar oculto en el ático de una casa.

Advertisement

Independientemente de su autor, es un óleo del siglo XVII y está en un estado de conservación casi perfecto (tan solo tiene unas manchas de humedad). Probablemente sea la obra de esa época más importante que se ha descubierto en los últimos 30 años. Por ello, las autoridades francesas ya han declarado el óleo como tesoro nacional. La decisión es más política que artística. Las obras que se declaran patrimonio nacional no pueden exportarse durante un período mínimo de 30 meses. Eso deja el terreno despejado a las pinacotecas francesas para hacerse con la obra antes que otros museos internacionales. [vía Associated Press]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.