Uno de los bosques “encontrados” en Australia. TERN Ausplots

A través de un nueva herramienta de análisis de la distribución de los bosques en el planeta, un grupo de investigadores ha encontrado hasta 467 millones de hectáreas que no se habían registrado anteriormente. Para que nos hagamos una idea de la superficie, sería el equivalente al 60% del tamaño de Australia.

Estos nuevos bosques se encontraron al examinar las denominadas como “tierras secas”, aquellas que reciben mucha menos agua en las precipitaciones de la que pierden por la evaporación y transpiración de las plantas.

Advertisement

El increíble descubrimiento supone aumentar la cantidad conocida de cobertura forestal global en un 9%, y estimulará significativamente las estimaciones sobre cuánto carbono se almacena en las plantas en todo el mundo. Estos bosques no se encontraron en una zona en particular, más bien estaban repartidos en áreas como África subsahariana, alrededor del Mediterráneo, India central, la costa australiana, el noreste de Brasil, el norte de Colombia y Venezuela y el norte de los bosques boreales en Canadá y Rusia.

¿Cómo? Los investigadores explican que con las actuales imágenes de satélite y las técnicas de mapeo puede parecer increíble que estos bosques se hayan mantenido ocultos a la vista durante tanto tiempo. Ocurre que este tipo de bosque era difícil de medir previamente a nivel mundial debido a la densidad relativamente baja de los árboles.

Mapa de las “tierras secas” en el planeta. Science

Además, los análisis anteriores se basaron en imágenes satelitales de baja resolución extremadamente antiguos que no incluían la validación del terreno. En contraste, el nuevo estudio utilizó imágenes de satélite de mayor resolución disponibles a través de Google Earth Engine (incluyendo imágenes de más de 210.000 sitios de tierras secas) y llevó a cabo una interpretación visual del número de árboles y la densidad. Luego se comparó una muestra de estos sitios con información de campo para evaluar la precisión.

Advertisement

Advertisement

Teniendo en cuenta que las tierras secas representan alrededor del 40% de la superficie de la tierra, las “nuevas” tierras significan más capacidad para sostener árboles y bosques. De la misma forma, es una oportunidad única para combatir el cambio climático conservando estos bosques no registrados.

Para que el potencial de los bosques de tierras secas pueda evitar la desertificación y luchar contra el cambio climático mediante el almacenamiento de carbono será crucial seguir vigilando la salud de estos bosques, sobre todo ahora que sabemos que están allí. [Science vía Phys]