Imagen: Carlos Zahumenszky/eero

Conseguir que el wifi llegue de manera uniforme a todos los rincones de la casa y con ella la miríada de dispositivos inalámbricos que lo acompañan es una tarea titánica que a menudo requiere echar mano de PLCs, repetidores de señal o cables LAN descomunales. Una nueva tecnología de Qualcomm quiere cambiar eso.

El concepto no es ni mucho menos nuevo y el mercado ya está plagado de soluciones que permiten repartir pequeños dispositivos por la casa (uno principal a modo de padre y otros secundarios como hijos) distribuidos como un enjambre, ocupando generalmente menos espacio que un router tradicional y que se aseguran de que la señal llega de manera uniforme a todos los rincones de la casa.

Dos de los más conocidos, Google Wifi y eero, funcionan de manera similar entre sí y fabricantes conocidos de routers, como Netgear, también tienen tiempo en el mercado con sus propias soluciones como Orbi.

Esquema de funcionamiento del Netgear Orbi, que ya funciona con chips Qualcomm

El asunto es que, desde la perspectiva de Qualcomm, la mayoría de esos productos (es el caso con eero y Netgear) ya llevan los chips de la compañía, así que el siguiente paso lógico ha sido crear un grupo de tecnologías para permitir que se “hablen” entre sí de manera más avanzada. De paso dan también un mejor soporte al Internet de las Cosas, otra de esas grandes y eternas promesas de la tecnología que nunca parece terminar de arrancar precisamente porque depende en cierto modo de factores externos, como el alcance de la señal wifi en el hogar.

Advertisement

Advertisement

Ese grupo de tecnologías tiene el (aburrido) nombre de Qualcomm Mesh Networking Platform y permitirá que los fabricantes (eero, Netgear etc) la integren fácilmente en sus productos. Algunas de sus características clave son que no requiere prácticamente de ninguna configuración por parte del usuario (este puede simplemente ir repartiendo los dispositivos del enjambre a diestro y siniestro por toda la casa según considere conveniente) y que dará soporte a tecnologías de interacción por la voz.

Son las tecnologías que permiten que dispositivos como Alexa, el altavoz inteligente de Amazon, se haya hecho tan popular y haya sobrepasado ya, según estimaciones, los 10 millones de dispositivos vendidos. Google está intentando algo similar con Google Home y se rumorea que Apple va a intentarlo con su propio modelo en los próximos meses.

En el fondo, tener un único y todopoderoso router no deja de ser una herencia, lastrada y lastrante, del pasado cuando las conexiones a internet no estaban pensadas para ser inalámbricas por un lado y cuando el principal beneficiado de esa conexión era el ya anticuado PC de sobremesa, estático y poco transportable. Hemos recorrido un trecho importante desde entonces. Si pasos como el de Qualcomm consiguen que los problemas con la señal wifi pertenezcan a ese mismo pasado y que de paso avance el internet de las cosas, bienvenidos sean. [Qualcomm]