Es posible que te hayas preguntado alguna vez cómo demonios nacen (y se reproducen) fenómenos virales como los que vemos a diario en la red. Tomemos como ejemplo el famoso Gangnam Style que lideró las listas en el 2012, ¿y si tuviera un patrón similar a una epidemia, un virus o un “apocalipsis zombie”?

A lo largo de la historia se ha podido constatar que la propagación de las enfermedades seguían un patrón. Al brote original que comenzaba en un lugar y tiempo específico, le seguía una propagación bajo un patrón en forma de onda que se iba alejando de la fuente.

Advertisement

Ejemplo de ello fue la conocida como Muerte Negra, la cual se extendió por Europa (a una media de dos kilómetros por día) y mató a millones de personas. Pudo ser peor, pero el transporte limitó la extensión.

Sin embargo, en el siglo XX todo cambió. Las pandemia ya no tenían esa forma de propagación. Los viajes en avión permitieron que las enfermedades saltaran de un continente a otro a gran velocidad. Aún así, algunos investigadores actuales encontraron que podían restaurar la naturaleza “ondulada” de la propagación si eran capaces de explicar la velocidad del viaje.

Entonces se fijaron en los fenómenos sociales de la época actual, en todos esos vídeos, canciones y tweets que se extienden a diario y de manera similar a las enfermedades comentadas. Esto sucede con el “boca a boca” entre personas, aunque el medio sea a través de una red social, por lo que debería seguir un patrón de propagación parecido al de las enfermedades y epidemias pasadas.

Advertisement

Ocurre que observar este patrón es complicado, ya que la difusión geográfica de la información está totalmente distorsionada por las redes sociales a través de las que se mueve. Esto plantea dudas, ¿será realmente en forma de onda o de cualquier otra forma?

Así fue como los investigadores tomaron un ejemplo para tratar de resolver el problema. Un equipo de la Universidad Eotvos en Budapest escogió el meme más emblemático de los últimos años. Los investigadores estudiaron la “pandemia” del tema Gangnam Style del artista Psy.

Cómo se “propagó” Gangnam Style

Según la investigadora Zsofia Kallus, el vídeo de Psy ha resultado un ejemplo perfecto a la teoría que tenían entre manos. El equipo dice que es posible recuperar la señal original en forma de onda de la difusión de la información, siempre y cuando tengan en cuenta las redes sociales involucradas.

El video fue producido en un estilo conocido como k-pop por el músico surcoreano Psy, alguien relativamente desconocido fuera de su país de origen. La pieza se lanzó el 15 de julio del 2012, e inmediatamente se hizo popular en Corea del Sur.

Sin embargo, para el 21 de diciembre del 2012, el video se había convertido en el más visto en la historia alcanzando mil millones de reproducciones en YouTube. Según Kallus:

En 2012, el récord de Gangnam Style marcó la aparición de un nuevo tipo de meme online, alcanzando un nivel sin precedentes de fama a pesar de su pequeña audiencia original.

Los investigadores trataron de estudiar cómo es posible que sucediera esto. Primero rastrearon la difusión del vídeo buscando a través de los tweets y la geolocalización de los mismos. Para ello diseccionaron todos aquellos que mencionaban las palabras “Gangnam Style”. Según la autora:

La información de ubicación nos permite registrar la hora de llegada aproximada de ciertas noticias a una región geopolítica específica. Eso revela la forma en que se extendió el video, inicialmente en Filipinas y de allí al resto del mundo.

Eso es probablemente porque Filipinas está relativamente cerca de Corea del Sur, aunque tiene vínculos más fuertes con el resto del mundo. Además, también tiene enlaces más fuertes con la lengua inglesa.

En cualquier caso, leso no explica el patrón que los epidemiólogos esperaban encontrar cuando ocurren este tipo de eventos virales. De hecho, la propagación del video cuando se trazaba la distancia geográfica desde Corea del Sur parecía más o menos aleatoria.

El estudio explica que esto se debe a que la distancia geográfica no es el factor clave en la difusión de la información sobre las redes sociales. En realidad, depende de la fuerza de los vínculos que existan entre un área y otra. Mientras más lazos sociales existan entre lugares, más rápido se propagará la información.

Advertisement

Así fue como dieron con la clave. Fueron capaces de reemplazar la distancia geográfica con una distancia efectiva que pudiera capturar la velocidad a la que la información puede propagarse entre ellos. ¿El resultado? Con el reemplazo surgió el esperado patrón como una onda.

Para probar que estaban en lo cierto, cruzaron los datos de Gangnam Style en Google Trends (para ver cuando se buscó por primera vez en diferentes partes del mundo) con los de Twitter. Los resultados coincidían y daban la razón a la hipótesis de la que habían partido.

La propagación de los memes modernos ocurre de la misma manera que las enfermedades antiguas con las grandes pandemias. Dicho de otra forma, Gangnam Style se extendió de la misma forma que la peste bubónica o, figuradamente, al igual que un apocalipsis zombie. [Cornell vía MIT]