La inteligencia artificial está avanzando a un ritmo que antes creíamos imposible, en buena parte gracias a la complejidad de los algoritmos de aprendizaje automático como las redes neuronales. Google es una de las empresas líderes en investigación y desarrollo de estos sistemas.

Eric Schmidt, ahora presidente de Alphabet, ha estado involucrado en algunos de los proyectos de inteligencia artificial más complejos de la compañía, como el coche autónomo o la búsqueda predictiva de Google. Ahora publica un artículo de opinión en la revista Time en el que advierte a los lectores: “la inteligencia artificial requerirá un enfoque correcto”.

Advertisement

Schmidt enumera tres principios que los creadores de inteligencias artificiales deberían seguir siempre durante el desarrollo: 1) la inteligencia artificial debe beneficiar a la mayoría, no a unos pocos, y tener como objetivo el bien común; 2) los desarrollos de inteligencias artificiales deben ser abiertos y responsables, y estar comprometidos socialmente; y 3) se deberían implementar sistemas de verificación para evitar “resultados indeseables” en los sistemas de inteligencia artificial.

Los diseñadores de inteligencias artificiales deben establecer buenas prácticas para evitar resultados indeseables. ¿Está el sistema haciendo lo que necesitamos? ¿Estamos entrenándolo con los datos correctos? ¿Hemos pensado en las maneras en que cualquier sistema podría producir efectos secundarios no deseados? ¿Tenemos un plan para corregir esto? Deberían existir sistemas de verificación que evalúen si una inteligencia artificial está haciendo aquello para lo que se diseñó.

No es la primera figura del mundo de la ciencia y la tecnología al que preocupa este tema. Genios como Stephen Hawking y Elon Musk firmaron recientemente una carta en la que advierten al mundo de los peligros de la inteligencia artificial que debemos evitar. El fundador de Tesla y SpaceX cree que “el riesgo de que algo peligrosamente serio suceda está en el plazo de cinco o diez años máximo”.

Eric Schmidt hace un llamamiento a los desarrolladores de inteligencias artificiales para que los valores humanos que enumera en su artículo se vean reflejados en sus sistemas. “La inteligencia artificial es tecnología, y la tecnología es sólo una herramienta. Todo depende de nosotros para usar bien el poder de esa herramienta”. [Time vía The Verge]

Advertisement

Advertisement

Imagen: Getty

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)