Samsung presentó este jueves unos resultados financieros que confirman el varapalo del Galaxy S6. Aunque el problema sea la feroz competencia de los fabricantes chinos, los coreanos se habrían asegurado de que al Galaxy S7 no le falte de nada: sería resistente al agua, con microSD y mayor batería.

La filtración proviene de @evleaks, uno de los soplones más prolíficos del mundillo de los smartphones, que hoy ha desvelado las primeras imágenes de los supuestos Galaxy S7 y S7 Edge. Según había publicado el propio Evan hace unas semanas, el nuevo flagship de Samsung vendrá en dos tamaños de pantalla: el S7 mantendría las 5,1 pulgadas mientas que el S7 Edge (con los bordes curvos) subiría a una diagonal de 5,5 pulgadas. Sería un cambio de estrategia por parte de Samsung, que el año pasado lanzó dos Galaxy de 5,1 y dos de 5,7 pulgadas.

Advertisement

A pesar de mantener el espectacular diseño en cristal y aluminio, en Samsung se las habrían arreglado para conseguir una certificación IP67, que dota al supuesto Galaxy S7 de resistencia al agua y al polvo. También volvería a tener una ranura para microSD, compatible con tarjetas de hasta 200 GB.

Más importante aún, mejores baterías. La autonomía fue una de las grandes pegas de sus predecesores, pero el Samsung Galaxy S7 aumentaría su capacidad hasta los 3000 mAh —en lugar de 2550—, mientras que el Galaxy S7 Edge subiría a los 3600 mAh —en vez de 2600.

Sponsored

Con resolución Quad HD, 4 GB de RAM y el procesador Exynos 8 Octa 8890, se espera que el nuevo Galaxy S vuelva a destrozar los benchmarks de rendimiento. Lo que quizá sorprenda sea su cámara de 12 megapíxeles, una supuesta bajada de resolución para mejorar el rendimiento de la cámara en baja luz.

Saldremos de dudas el 21 de febrero en el Mobile World Congress. Estaremos en Barcelona para traeros unas primeras impresiones del teléfono. [evleaks]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)