Durante años, los smartphones Sony se han ganado fama de ser competentes, pero poco inspirados. Un buen posicionamiento en la próxima película de James Bond puede ayudar. Diversos materiales promocionales enviados por Sony Electronics a Sony Pictures revelan el aspecto que podría tener el móvil que Bond mostrará en su próximo film.

Los nuevos conceptos de diseño aparecen enterrados en lo más profundo de los correos del CEO de Sony Pictures, Michael Lynton, como parte de materiales promocionales para posicionamiento de producto en Spectre, el próximo film de Bond. En un mail a Lynton, el vicepresidente ejecutivo de marketing, George Leon incluye los diseños que podéis ver sobre estas líneas, y menciona la comisión del actor Daniel Craig por aparecer en pantalla con el teléfono, nada menos que cinco millones de dólares.

El mail de Leon es un excelente ejemplo de cómo funciona el posicionamiento de producto en estas grandes corporaciones. SAM/DANIEL se refiere muy probablemente al director Sam Mendes y al propio Daniel Craig. Barbara es, casi seguro, la productora de los últimos films de Bond, Barbara Broccoli.

Sony Electronics está examinando la lista de producción y pronto nos dirá que es lo que nos pueden proporcionar. Sony Mobile ya nos ha proporcionado las artes de los nuevos terminales Z4. Se trata de los smartphones planificados para mayo y noviembre de 2015. Os adjunto los diseños para que los veáis.

Barbara se reunirá con SAM/DANIEL en breve para hablar del diseño del móvil. Sony Mobile está esperando nuestra respuesta.

Barbara quiere acordar una cuota de posicionamiento por mostrar el smartphone. Ella entiende que Sony está dispuesto a acordar una campaña de marketing y posicionamiento de 18 millones de dólares, pero quiere una cuota adicional. En el pasado, Sony Electronics / Mobile no ha pagado este tipo de cuotas, sino lo siguiente:

  • 18 millones de dólares por acuerdo de publicidad
  • 5 millones de dólares de presupuesto de producción incluyendo TV, impresos, digital, etc...
  • 5 millones de dólares de comisión a Daniel Craig
  • 1 millón de dólares de comisión a EON por una edición limitada (que por cierto Sony pagó pero nunca obtuvo)


Hasta ahora, Sony Electronics ha presupuestado lo siguiente:

  • 18 millones de dólares de acuerdo publicitario
  • 5 millones de dólares de comisión a Daniel Craig
  • 5 millones de dólares de presupuesto de producción

¿Y si eliminamos la comisión a Daniel Craig y convencemos a Sony solo de pagar una comisión de cuatro millones a Barbara por el posicionamiento de producto? Sin Daniel esta vez. El millón (o menos) restante podría utilizarse tal vez para contratar a Q. El acuerdo tendría que incluir el poder utilizar el logotipo de 007, pero no la imagen de Daniel.

Los smartphones de Sony tienen fama de ser un poco sosos y aburridos incluso dentro de la propia compañía. Entre los emails filtrados circula un chiste sobre la persistente preferencia de Amy Pascal hacia el iPhone en lugar de hacia el Sony Xperia Z2. Es interesante, pero no sorprende demasiado, que en el correo ya esperen cierta reticencia de Mendes sobre el diseño.

Advertisement

A juzgar por los conceptos de diseño filtrados, la discusión podría ser corta. Sony parece haber hecho énfasis en un aspecto mucho más futurista desconocido hasta ahora en los productos de consumo.

Aunque las imágenes muestran lo que parecen solo conceptos, en Sony Mobile tienen la suficiente confianza sobre su éxito como para querer posicionarlos en una película. Si las versiones definitivas del Z4 se parecen a estos diseños, Sony ha dado un giro notable en diseño. Hay varias diferencias respecto a los Xperia conocidos hasta ahora.

El diseño del borde parece más futurista y combina con una nueva interfaz de la pantalla bloqueada cuyo color y reloj combinan con los del teléfono.

El PDF en el que aparecen los conceptos para ser usados en la película Spectre también muestran un nuevo wearable. No es la primera vez que Sony intenta entrar en este campo sin mucho éxito, aunque para esta ocasión la compañía parece haber variado completamente su enfoque.

El dispositivo parece más un medidor de actividad que un smartwatch, pero de aquí a que se llegue a un modelo definitivo, todo puede pasar. Lo mismo pasa con el smartphone. Nos queda el consuelo de que, a juzgar por los conceptos, Sony parece estar en el camino correcto de diseño.

Advertisement

Ya era hora, por cierto. Si Sony pretende reclamar un hueco en el mercado de smartphones necesita algo que entre por lo ojos. Mostrar un nuevo teléfono insignia diferente a todos los que ha hecho hasta ahora ante los ojos de millones de espectadores podría ser precisamente la jugada que necesita.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)