Los rumores que veníamos oyendo desde hace días sobre el futuro de Dell se acaban de confirmar: la compañía dejará de ser una firma cotizada para pasar a ser completamente privada en un intento de reinventarse en la era post-PC. Su fundador, Michael Dell, y la firma de inversión Silver Lake Partners han comprado la mayoría de las acciones en una operación finaciera de buyout por un total de 24.400 millones de dólares. Microsoft ha participado en la inversión con 2.000 millones y será un nuevo socio. La operación, en el fondo, es la última prueba de que Dell no ha sabido adaptarse al mundo de las tabletas y los smartphones. Vuelve al punto inicial para reinventarse. 

Michael Dell será el accionista mayoritario por lo que seguirá al mando de la compañía. Sobre la participación de Microsoft, está claro que el último interesado en que el mercado del PC se derrumbe con Dell detrás es la propia Microsoft, por lo que su inversión tiene todo el sentido del mundo. "Estamos comprometidos con el éxito a largo plazo de todo el ecosistema de PC e invertimos fuertemente en una variedad de formas para construir ese ecosistema en el futuro", ha dicho Microsoft en un comunicado. 

Advertisement

La operación supone valorar cada acción de Dell a 13,65 dólares, un 25% más comparado con el valor de cierre el pasado 11 de enero.

¿Qué ocurrirá ahora con Dell? Básicamente, acaba de ganar un tiempo precioso para rehacer su identidad. Al dejar de ser una firma cotizada, no estará bajo el escrutinio constante de Wall Street y podrá establecer una nueva estrategia. Pero no será fácil. La firma está fuertemente endeudada y casos anteriores de compañías tecnológicas que dejaron de ser cotizadas (Avaya, SDS, Freescale) no acabaron muy bien.

Su prioridad ahora es presentar un plan viable de futuro y la presencia de Microsoft asegura de alguna forma que Dell seguirá en el mercado de consumidor. Aunque nunca se sabe. Dadas las fuertes caídas en este segmento en los últimos trimestres, todo es posible. Después de todo, si IBM tiró la toalla hace años, no sería descabellado que Dell pudiera hacer algo parecido. [Dell y Microsoft]