Si el 2014 fue el año más caluroso desde que existen registros, es decir, desde 1880, 2015 va camino de batir de nuevo ese récord. La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica estadounidense, NOAA, ha confirmado no solo que junio fue el más caluroso jamás registrado, también lo fue la primera mitad del año en su conjunto.

Según el nuevo informe de la NOAA, durante el pasado mes de junio la temperatura global del planeta fue 0,88ºC superior a la media de todo el siglo XX. Superó a la temperatura del mes de junio del año pasado en 0,12ºC que, a su vez, había sido ya la más alta desde que comenzaron los registros. La extensión del hielo Ártico durante el mes de junio fue además un 7,7% inferior a la media del periodo 1981-2010, aunque la extensión del hielo Antártico fue un 7,2% superior a la media del mismo periodo.

Advertisement

Quizás lo más preocupante son los datos para la primera mitad del año en su conjunto. Entre enero y junio de este año, la temperatura global del planeta fue 0,85ºC superior a la media desde que comenzaron los registros en 1880. Si todo sigue como hasta ahora, es muy probable que 2015 se convierta con diferencia en el año más caluroso jamás registrado. E irían 2 seguidos. Puedes ver debajo un mapa detallado de temperaturas durante la primera mitad del año:

¿Preocupante? De momento, según los científicos, es pronto para extraer conclusiones. Es normal que existan años más calurosos que otros, e incluso durante varios años seguidos, pero no tan seguidos ni tan calurosos. Un dato: sin incluir la primera mitad de 2015, 13 de los 15 años más calurosos jamás registrados han ocurrido desde el año 2000. Que esto sea pura casualidad, y no consecuencia del cambio climático, es algo cada vez más difícil de argumentar. Y eso sí es preocupante. [vía NOAA]

Foto 2: AP

Click here to view this kinja-labs.com embed.

Advertisement

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)