Microsoft compra la división de móviles de Nokia

Microsoft y Nokia acaban de hacer pública una carta en la que anuncian la adquisición de toda la división de hardware de la compañía finlandesa por una cifra total de 5.440 millones de euros. La operación, que se hará efectiva a comienzos de 2014, permitirá a Microsoft fabricar él mismo los terminales Lumia, probablemente los que mejor han sabido llevar su sistema operativo Windows Phone 8.

¿Cómo queda Nokia?

La pregunta que queda en el aire es evidente. Si Nokia vende su división de móviles, ¿Qué queda de la compañía? La respuesta es: Mapas y patentes. Microsoft ha comprado la división de hardware y dispositivos, pero el acuerdo implica que Nokia retiene la propiedad de sus más de 30.000 patentes. Del total de dinero que ha pagado Microsoft, 1.650 millones de euros son en concepto de uso de licencias que siguen en posesión de Nokia. Igualmente, la finlandesa retiene su servicio Nokia Mapas.

Con la operación, Nokia deja de ser fabricante de móviles para convertirse en algo a medio camino entre el laboratorio de investigación y una empresa de servicios. Habrá que dejar pasar un tiempo para ver a qué se va a dedicar la finlandesa en el futuro exactamente.

Lo que si se sabe es que los 32.000 trabajadores de la compañía implicados en la división de Hardware seguirán en sus puestos, sólo que esta vez bajo la bandera de Microsoft. 18.300 de estos empleados trabajan directamente en producción de smartphones. Tras la adquisición, aún quedan 56.000 empleados trabajando para Nokia.

El futuro de Microsoft

Por su parte, Microsoft gana el control de toda la gama de smartphones que tenía Nokia y la incorpora a su división de hardware. La compañía ya ha adelantado que no dejará de licenciar Windows Phone a terceros. Simplemente ahora fabricará sus propios terminales.

A los de Redmond les conviene mucho esta maniobra ya que, según fuentes de Nokia, Microsoft apenas recibía 10 dólares en concepto de licencias por cada Lumia vendido. Esto es especialmente sangrante si tenemos en cuenta que Nokia vende más del 80% del total de móviles Windows Phone. Tras el acuerdo, los márgenes de Microsoft subirán a 40 dólares por terminal, como poco.

Pese a ello, Nokia hace mucho que ya no tiene el peso que tenía en telefonía móvil. En 2007, su cuota de mercado era del 49,4%. A finales de 2012 esta cifra había caído hasta el 4,3%. Con todo, Windows Phone ha logrado desbancar a BlackBerry en muchos mercados.

Stephen Elop será el director de esta nueva rama de hardware y, de hecho, la venta lo postula como uno de los nuevos favoritos para sustituir a Ballmer como CEO de Microsoft, aunque sobre esto todavía no hay nada más que especulaciones. La operación ha sido anunciada mediante una nota hecha pública por Microsoft y Nokia. [Microsoft]