Probablemente ni siquiera tú mismo. No vamos a preguntar los motivos pero, si necesitas ocultar una tarjeta Micro SD y los datos que contiene, esta moneda probablemente sea una de las opciones más seguras e ingeniosas que hemos visto.

El contenedor está realizado a partir de monedas reales de distintos países entre las que podemos encontrar 20 céntimos de dólar australiano, cincuenta céntimos de euro, y varias monedas de dólar, medio dólar o un cuarto.

En el interior de la moneda hay un compartimento en el que cabe una tarjeta Micro SD o algún otro objeto pequeño. Una vez cerrada, la moneda es indistinguible de una real. Hace falta una herramienta específica que viene con la propia moneda para poder abrirla y, por supuesto, saber qué moneda es. Este contenedor para aprendices de espía está a la venta en Amazon a un precio de 24,99 dólares. [OhGizmo!]