La misión al final fue un éxito. El viernes os contamos por aquí los problemas que había tenido la cápsula Dragon CRS-2 para poner en marcha los cuatro propulsores y llegar hasta la Estación Espacial Internacional (ISS). Por suerte, todo funcionó. La Dragon, cargada con más de 570 kilos de suministros, fue capturada por el brazo mecánico Canadarm2 de la ISS. El astronauta Chris Hadfield, uno de los responsables de supervisar la operación de anclaje con el brazo mecánico, ha subido a su cuenta de Twitter unas espectaculares imágenes de todo el proceso.

Una vez anclada a la ISS, el brazo mecánico acercó la Dragon a uno de los módulos de la Estación Espacial, la unió a una escotilla y tras la presurización de los compartimentos los astronautas de la ISS pudieron acceder a los suministros dentro de la cápsula. Misión cumplida.

Advertisement

Chris Hadfield ha ido contando en fotos todo el proceso. En la foto de arriba, la aproximación de la Dragon a la ISS, de fondo un punto del África Subsahariana. En esta otra foto debajo, la Dragon sobre Sicilia y el volcán Etna (en erupción).

El astronauta Chris Hadfield posa con la Dragon de fondo aproximándose.

El brazo mecánico de la ISS se prepara para acoplarse a la cápsula Dragon.

En esta toma se muestra cómo lo consigue con éxito.

Otra toma de la Dragon anclada a la ISS por el brazo mecánico Canadarm2, listo para acoplarla a una de las escotillas de la Estación Espacial Internacional.

En este vídeo, Chris Hadfield explica desde dentro de la ISS cómo se maneja el brazo mecánico Canadarm2.

Fotos: Chris Hadfield