Ubi Interactive y Microsoft han desarrollado una aplicación capaz de dotar de soporte táctil a la imagen creada mediante un proyector de imagen. Para ello, aparte del proyector, sólo hace falta conectar un sensor Kinect a un ordenador con Windows 8.

Mediante este sistema, el usuario puede controlar el interfaz metro de Windows 8 o cualquier otra aplicación simplemente tocando la superficie sobre la que se proyecta la imagen. La aplicación no es gratuita. La versión básica, que permite controlar pantallas hasta 45 pulgadas cuesta 150 dólares. Una licencia para controlar pantallas de hasta 100 pulgadas sube hasta los 800 dólares.

Advertisement

Evidentemente, este no es un software pensado para el gran público, sino para entornos empresariales o comerciales. Sin embargo, el que comience a venderse es una buena noticia porque abre la puerta a que en el futuro haya sistemas más refinados al alcance de todos. [Ubi Interactive vía CNET]