Los avances en baterías son frustrantes. El grupo de científicos de turno anuncia un salto brutal en autonomía o rapidez de carga y pasan años hasta que lo vemos en el mercado, si es que llegamos a verlo alguna vez. Este caso es diferente. Para empezar, se ha desarrollado en el MIT. Para continuar, la veremos en móviles y wearables en 2017.

El inventor de la batería es un antiguo alumno del MIT llamado Qichao Hu. En 2012, Hu y sus colegas fundaron la empresa SolidEnergy Systems con la intención de explotar comercialmente su creación. En octubre de 2015, la compañía mostró el prototipo funcional definitivo y se hicieron con una inversión de 12 millones de dólares. Los planes de SolidEnergy Systems pasan por introducir su batería en el mercado de smartphones y wearables en 2017, y saltar a los coches autónomos en 2018. De momento, se están instalando en drones. Aunque no ha dado nombres, Hu explica que varios clientes que están desarrollando programas para llevar Internet a zonas sin conexión mediante drones están ya usando esas baterías.

Advertisement

Advertisement

A nivel técnico, se trata de una batería de iones de litio como las actuales, pero con una diferencia muy importante: tienen el doble de densidad. En otras palabras. Ofrecen la misma autonomía que las actuales en la mitad de tamaño y peso, o el doble de autonomía en el mismo tamaño.

Llevado a la práctica, significa que una de estas nuevas baterías SolidEnergy es capaz de ofrecer 2 amperios en la mitad de tamaño de una batería actual para iPhone, que ofrece 1,8 amperios. Llevado a los automóviles eléctricos, permitiría doblar de forma efectiva los kilómetros de autonomía sin tener que sacrificar espacio o añadir más peso al vehículo.

El secreto de esta densidad está en un ánodo compacto y mucho más eficiente unido a un electrolito sólido mucho más estable que los actuales y que no se degrada con el uso. Llegar hasta ahí no ha sido fácil. El prototipo original solo era capaz de funcionar a partir de los 80 grados celsius. Tras mucho batallar con la composición, lograron una mezcla estable que funciona a temperatura ambiente. Este mismo mes, la compañia se ha mudado a una panta más grande y en noviembre espera estar ampliando su capacidad de producción.

Sponsored

Esperamos ansiosos poder ver el logotipo SolidEnergy en nuestro próximo móvil... y que los fabricantes no apuesten por hacer móviles más finos. Ya son bastante delgados. Lo que necesitamos es más batería. [Nature vía MIT News]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.