Imagen: liz west / Flickr

Un tercio de los alimentos producidos en el mundo acaba en la basura, de acuerdo con la ONU. En Dinamarca llevan cinco años luchando contra ese despilfarro, y una de sus últimas ideas ha resultado ser todo un éxito: una cadena de supermercados que vende comida caducada a mitad de precio.

Advertisement

La primera tienda Wefood abrió el pasado febrero en Amager, una isla de la capital danesa. En noviembre se inauguró la primera sucursal, en Nørrebro, otro barrio concurrido de Copenhague. Ambas ofrecen, con descuentos del 30 al 50%, alimentos con la fecha de expiración vencida o cuyo embalaje tiene algún error o está dañado. Los donan los propios productores, las empresas de importación y exportación y los supermercados locales.

Las tiendas están gestionadas principalmente por voluntarios, y los beneficios se destinan a la beneficiencia. A diferencia de otros proyectos similares, en Wefood puede comprar cualquiera, desde los “hipsters” que se llevan una botella de aceite de oliva de calidad por 2,70 euros —explica la agencia AFP— hasta las abuelitas que buscan golosinas para la Navidad con un gran descuento. Se forman colas a diario en la puerta.

Advertisement

La legislación danesa permite la venta de productos después de su fecha de caducidad siempre que no representen un riesgo para la salud, por lo que los trabajadores de las tiendas examinan cuidadosamente los productos antes de ponerlos en los estantes. Venden fruta y verdura, pero no ofrecen carne o pescado, que son alimentos con mayor un riesgo.

Wefood tiene previsto seguir su expansión: el año que viene hará su primera apertura en Aarhus, la segunda ciudad de Dinamarca. Aunque el concepto haya ido ganando adeptos, sus detractores piensan que el problema del despilfarro de alimentos debe atacarse de raíz, para que no tengan que existir este tipo de soluciones. [Wefood vía El Universo]