Los drones se inventaron para esto. Para ver cómo un tipo rompe el récord mundial de slackline (funambulismo con cinta) en un entorno tan hermoso como el erosionado desierto de Utah. El tipo se llama Théo Sanson y la cinta, tensada entre dos picos de arenisca, mide 493 metros. El resultado es espectacular.

La caminata, que no es apta para acrofóbicos, se realizó hace sólo unos días, el 15 de noviembre. La acrobacia se hizo a 400 metros del suelo entre los picos The Rectory y Castleton Tower, en una localidad desértica llamada Castle Valley. Todo está grabado con la cámara integrada de un DJI Inspire.

Esto es mucho más que un récord mundial, cosa que por cierto no es tan impresionante o importante (lo siento si te decepciono). La historia detrás de él y las posibilidades de futuro que trae son mucho más interesantes” comenta Théo Sanson en Facebook. Como le dicen en los comentarios, no sé cómo puede caminar con esa agilidad sin que le estorbe el tamaño de sus...

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)