Esta increíble fotografía de Stefan Marjoram no muestra la cabina de una nave espacial, sino la del BloodHound SSC un coche supersónico con el que el piloto británico Andy Green planea batir el récord de velocidad en Tierra, el año que viene en Sudáfrica.

El BloodHound SSC está diseñado para superar os 1.600 kilómetros por hora. En su estilizado fuselaje que recuerda a un avión sin las alas conviven tres motores: uno de ellos, un Cosworth V8, solo bombea combustible, otro proviene de un avión Eurofighter Typhoon, y el último de un cohete.

Advertisement

La cabina está dotada del instrumental necesario para tener a la vista cada mínimo detalle durante la prueba. Entre los dispositivos instalados destaca un volante de Titanio, y un velocímetro desarrollado de forma específica por Rolex del que os hablamos hace un mes. En los vídeos bajo estas líneas, Andy Green hace un recorrido guiado por la cabina del Bloodhound, y por la estructura de este asombroso "coche" supersónico. [vía BloodHound SSC]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)