Falta solo un día para la conferencia de Microsoft en el E3 2016 pero la filtración de una captura de pantalla en la propia página de la compañía ha revelado el que será uno de los platos fuertes: la Xbox One S, o Xbox One Slim, si seguimos la denominación que tuvo en su día la Xbox 360.

Los detalles completos los conoceremos mañana pero juzgando por esa captura los detalles más importantes pasan un tamaño que se ha reducido en un 40%, soporte para 4K Ultra HD en HDR, un mando mejorado (que parece exactamente el mismo si nos atenemos a la captura) y quizá lo más importante: 2 TB de disco duro para almacenar todos esos juegos que ahora, en la versión de 500 GB e incluso en la de 1 TB a menudo se quedan cortos.

Se podrá utilizar de manera vertical también utilizando un stand. Pronto tendremos más detalles. [vía NeoGAF]