Después de hacer historia y tras un aterrizaje un tanto aparatoso, parece que Philae está por fin posado sobre la superficie del 67P/churyumov-gerasimenko. Su situación no todo lo estable que desearían los científicos porque después de rebotar 3 veces contra la superficie del cometa los arpones que se supone debían mantenerlo sujeto no se han lanzado correctamente. Aunque eso implicará que algunos experimentos serán más complicados de realizar por miedo a que el Philae se desprenda, eso no ha impedido que la sonda empiece a enviar las primeras imágenes del lugar en el que se encuentra.

La fotografía en concreto muestra una superficie algo más accidentada de lo que pensaba los científicos y parece próxima a una pared de roca. Debido a la mala sujeción, Philae se ha movido una considerable distancia desde el punto inicial. En la foto bajo estas líneas podéis ver el punto de contacto inicial de Philae (en rosa) y el lugar donde ha terminado (azul). La ESA dará una rueda de prensa en las próximas horas y mostrará el resto de imágenes que nos han ido llegando desde el cometa. De momento, aquí tenéis un avance.

El módulo ha terminado cayendo en una zona tan cavernosa que la iluminación de estas tomas iniciales es bastante mala. Seguramente la ESA las ajuste antes de mostrarlas en todo su esplendor. El mayor problema de esta zona es que la falta de luz solar podría reducir el tiempo operativo de Philae respecto a lo que los científicos planeaban. [vía ESA]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)